34045-fotografia-g

Por Christian Kunz y Almudena de Cabo (dpa)

El Bayern Múnich venció hoy 1-0 al Eintracht Frankfurt en la Liga Alemana de fútbol gracias a un golazo del francés Franck Ribery y mantuvo la distancia respecto del Borussia Dortmund, que debió sufrir para derrotar 3-2 al Werder Bremen.

Ribery decidió el duelo con una volea acrobática después de un despeje del portero. El delantero galo golpeó el balón a media vuelta, en el aire y desde el borde del área.

“Fue un gol increíble”, lo alabó su entrenador, Josep Guardiola, en la rueda de prensa posterior al duelo.

Ribery se mostró feliz no sólo por el gol, sino por recuperar su forma después de los nueve largos meses que estuvo sin poder competir por una lesión de tobillo.

“Estuve mucho tiempo lesionado, pero luché y trabajé mucho”, señaló el francés. “Me alegro cuando estoy bien y sano”.

Con la victoria, el campeón alemán continúa imparable a la cabeza de la Bundesliga con 72 puntos, cinco más que el Borussia Dortmund.

Los bávaros dominaron el encuentro en el Allianz Arena ante el penúltimo de la tabla en un partido que les sirvió de calentamiento para el partido del martes ante el Benfica, por los cuartos de final de la Liga de Campeones.

“Comenzamos bien. Los primeros veinte minutos fueron nuestra fase más fuerte”, apuntó Guardiola. “Ahora nos centraremos en el partido de Liga de Campeones ante el Benfica”, aseguró sobre la importante cita ante los portugueses.

El Bayern alargó hoy su buena racha ante el Frankfurt, que lleva siete partidos de Liga sin ver puerta ante los bávaros. La última derrota del Bayern ante el Frankfurt fue en marzo de 2010.

“Cuando ganas 1-0 naturalmente que has tenido que ser bueno en la defensa”, declaró el arquero bávaro, Manuel Neuer. “Jugamos bien defensivamente como equipo hoy”, agregó.

El técnico croata Niko Kovac, que se hizo cargo del Frankfurt a principios de marzo como sucesor de Armin Veh, destituido tras hilvanar siete partidos sin triunfo, sigue sin encontrar el camino para salir de la parte baja de la tabla a pesar de haber ganado 1-0 en la pasada fecha ante el colista, el Hannover.

Antes del pitido inicial del encuentro, se guardó un minuto de silencio en recuerdo del legendario Johan Cruyff, que murió el jueves 24 de marzo por un cáncer de pulmón, a los 68 años.

En lugar de Rafinha, Joshua Kimmich, Sebastian Rode y Douglas Costa, que siguieron el partido desde el banquillo para guardar fuerzas de cara a la Champions, y de Kingsley Coman, de baja por ligeras molestias musculares, Guardiola decidió contar en el once titular con Philipp Lahn, Javi Martinez, Thomas Müller, Mario Götze y Ribery.

Tras dos meses de baja, Javi Martínez volvió a disputar un partido completo con el Bayern. “Es importante que vuelva a jugar más de 90 minutos”, indicó el presidente de la junta directiva del club, Karl-Heinz Rummenigge.

“Hemos conseguido los tres puntos por lo que no hay nada que remarcar. Sin embargo, esta calidad no será suficiente para el martes”, alertó Rummenigge.

Al Bayern le faltaron ocasiones de gol. Hubo que esperar al minuto veinte del partido para ver el primer y único tanto del encuentro.

El arquero del Frankfurt, Lukas Hradecky, despejó un lanzamiento de Mario Götze que supo aprovechar Ribéry con un remate lateral en el aire que mandó al fondo de la portería el balón.

En el otro partido destacado del día, el Dortmund sufrió para ganar en casa 3-2 al Werder Bremen, que no consigue alejarse de los puestos de descenso, de los que apenas les separa un punto.

El Bremen acudió sin su delantero estrella Claudio Pizarro. Sin embargo, consiguió poner en dificultades al anfitrión. El futbolista peruano sufrió una contusión en la pelvis en un partido de la eliminatoria mundialista sudamericana en Uruguay.

Pierre-Emerick Aubameyang fue el encargado de abrir el marcador para los locales en el minuto 53 del encuentro. El Bremen pareció despertar con ese tanto y empezó a crear ocasiones de peligro, que acabaron en el gol del español Alejandro Galvez en el minuto 69.

Seis minutos después Zlatko Junuzovic adelantó al Bremen, pero poco les duró la alegría. Shinji Kagawa volvió a empatar el partido dos minutos después y en el minuto 82, Adrian Ramos selló la victoria al Dortmund.

El Dortmund logró así con esfuerzo mantenerse a la zaga del Bayern y prepararse de cara al partido del jueves en los cuartos de final de la Liga Europa ante el Liverpool.

Ese partido será la primera vez que el entrenador del Liverpool, el alemán Jürgen Klopp, regrese al campo del que fue su club entre 2008 y 2015.

En otro de los partidos, el Schalke perdió 3-0 en su visita al campo del Ingolstadt y cayó dos posiciones en la tabla hasta la sexta, igualado en puntos pero por detrás del Mainz, que ganó 4-2 al Augsburgo.

En tanto, el Hannover perdió en casa 3-0 ante el Hamburgo y el Darmstadt empató 2-2 ante el Stuttgart.

Anuncios